28 de diciembre de 2016

Reseña: The Colette Guide to Sewing Knits

Si hay algo que me mata es comprar un libro, y que al tenerlo en mis manos, caiga en la cuenta de que no era lo que buscaba. Con el tiempo, una va aprendiendo, y ahora me vuelvo loca buscando reseñas sobre aquellos que me llaman la atención, antes de dar el salto.

Y esto es exactamente lo que hice con "The Colette Guide to Sewing Knits", una buena investigación de campo. Pero claro... Cada persona es un mundo, y eso no garantiza que quedes satisfecho con la compra. Así que aquí les hablaré de cómo está estructurado el libro y sobre su contenido, y por supuesto daré mi opinión sobre él (prepárense, porque yo, el significado de abreviar, no lo tengo asimilado... ¡Para nada! Jajaja).


Que yo sepa, no hay traducción del mismo, así que aquellos con nivel básico de inglés (como una servidora) deberán echar mano del Traductor de Google de vez en cuando. Que esto no los desanime, porque las explicaciones son muy claras, con ilustraciones aceptables (no voy a decir que la calidad de las fotos es buenísima, pero no he tenido ningún problema con seguir las explicaciones ayudándome de ellas), así que se entiende perfectamente. Me he dado cuenta que mucha bibliografía con información valiosa no se encuentra traducida al español, así que toca ponerse las pilas...

El libro no viene con patrones. Quiero dejar esto claro. Su contenido es 100% teórico.

Está muy bien estructurado, con tres partes diferenciadas (las pongo traducidas): 

Parte 1: Materiales
Parte 2: Máquinas
Parte 3: Técnicas

Vamos a ver cada una de ellas:

Parte 1: Materiales

Te da una breve introducción de cómo es el entramado de tela plana y el tejido de punto, para que entiendas de dónde vienen las propiedades elásticas de este último.
Las diferentes fibras a emplear (algodón, poliéster, lana...) con sus propiedades, clasificación, y algo que me ha gustado especialmente, pros y contras de usarlos.
También te da trucos a aplicar toqueteándolos en tienda, para saber si es un tejido digno de llevártelo a casa😁.

Te enseña agujas (lo bien que me hubiera venido saber esto antes, que menudos boquetes le hacía yo a veces a mis camisetas) e hilos adecuados para este tipo de tejidos, así cómo elásticos, apliques, adornos varios que se pueden usar.

Al final de cada capítulo hay un resumen, con la información más relevante (esto es así a lo largo de todo el libro). Me gusta, me gusta.

Parte 2: Máquinas

Aquí habla de la máquina de coser, la remalladora y la recubridora. Las distintas partes que las componen, su enhebrado (todo esto para la remalladora y recubridora), así como el ajuste de tensiones (sólo para el caso de la remalladora), tipo de puntadas... son cosas que verás en esta parte.

Claro... Si no tienes ni remalladora ni recubridora, no le sacarás tanto partido a esta sección, pero aún así tiene consejos bastante útiles para la máquina de coser. El apartado reservado a la aguja doble, así como las instrucciones para estabilizar un dobladillo, me parecieron bastante interesantes (¡Quiero Wonder Tape!🙊). 

Parte 3: Técnicas

En esta parte vemos herramientas a emplear, cómo extender el tejido y cortarlo, problemas que se suelen dar en el proceso y cómo solucionarlos.

Ya luego se mete a hablar de técnicas de ajuste en pecho, cintura, cadera, hombros...

El último capítulo de esta parte es el más extenso, y también mi favorito. Cómo coser y sobrehilar con las diferentes máquinas (me llamó especialmente la atención la forma de coser en esquinas con remalladora), cómo utilizar los elásticos y estabilizadores en las prendas, los distintos acabados para cuellos, bocamangas, bajos... Algunos consejos si vamos a emplear vistas, ajustes al patrón si lo que queremos es forrar las prendas, así como el uso de encajes elásticos para adornarlas o para usarlos en ropa interior (aclaro que de esto último, es poquísimo lo que explica, que sé que el tema de confeccionar ropa interior es algo que está llamando mucho la atención últimamente😋).


El libro, francamente, me ha dejado totalmente enamorada. Creo que es el primero de contenido teórico que me leo de principio a fin. Y es que me ha enganchado. Cosas que pensaba que hacía bien, con él he descubierto que no. Otras no sabía ni que existían, y muchas de ellas me han valido para ampliar conocimientos. En definitiva, que lo recomiendo totalmente.

Si les he creado culoquierismo, sólo diré que el mío lo conseguí a través de Amazon, y que todavía los Reyes no se han puesto en camino😂.

Por aquí les dejo unas cuántas reseñas (la mayoría positivas, pero alguna negativa), por si les apetece cotillear un pizco:
https://lladybird.com/2014/05/05/review-the-colette-guide-to-sewing-knits-a-giveaway/
http://citystitching.com/blog/2014/05/the-colette-guide-to-sewing-knits.html
http://happilycaffeinated.blogspot.com.es/2014/04/book-report-colette-guide-to-sewing.html
http://nancyksews.blogspot.com.es/2014/05/the-colette-guide-to-sewing-knits-review.html

Ésta es la última entrada de este año, así que desde ya les deseo... ¡¡¡Feliz Año Nuevoooo!!! Que esté lleno de inspiración, motivación, momentos maravillosos, muchas telas, patrones y artilugios costuriles a buen precio (ejem)... Que sea un año estupendo, digno de recordar. Un besote.

6 de diciembre de 2016

Un gnomito muy aventurero

Ha llegado el mes de diciembre y con él me he puesto en modo "Navidad" a la de ya. Y es que siempre me pilla el toro, así que me he dicho que este año noooo iba a pasar (aunque mejor no lo digo muy alto...).

Si el año pasado tejí mi Belén, éste tengo pensado ponerme con Anton, Claus y Xaver, que le tengo ganas a los patrones de Lydia Tresselt.

Pero antes me apetecía tejer este mini gnomo tan simpático de Yanina Schenkel. ¿Cómo debería llamarlo? (♪Soy un gnomooooo, muy diminuto y bonachón...♪).


A David le encanta ir de paseo por el bosque, en compañía de su mejor amiga, Amelia Jirafa. Con ella sabe que el paseo nunca será aburrido. Con ella ha vivido muuuchas aventuras, y esquivado a muuuchos trolls, todos malos, malísimos.

"¡Esta Amelia, cómo mola! ¡Se merece una olaaaa!"
También le gusta bailar bajo la luz de la luna (¡qué romantico él, oye!) y probar su fuerza hercúlea con los árboles colindantes. Y lo que más le gusta... ¡jugar al escondite! Ahora está, ahora no está, y tú nunca lo verás (he tenido que sobornarle con queso del bueno, para que se dejara hacer las fotos😜).

¡Árbol vaaaaaaa! 😁
El patrón es gratuito, bastante rápido de tejer, ya que es pequeñajo (el mío ha salido de 9 cm de altura), muy sencillo, al no tener que tejer y unir piezas separadas, y me parece genial para regalar (bueno... creo que su dueña ha quedado bastante contenta con él, jijiji).

Eso sí, unas cuántas cosillas a tener en cuenta:
- En el patrón no especifica cuándo bordar los ojos y los cachetes. Yo los bordé después de tejer la vuelta nº 18.
- El mp (medio punto) de su patrón, es el pb (punto bajo) en abreviatura española.
- El punto bodoque es el punto mota, y aquí la autora da indicaciones para tejerlo.
- En los comentarios de su entrada, Yanina explica cómo tejer las piernas separadas.

Y con esto, y unas lanas... invasión de gnomitos estas Navidades. 

Patrón: Mini gnomito navideño de Yanina Schenkel.
Aguja empleada: 3 mm
Hilo para el gorro: Drops Loves You 6
Hilo para el resto del mini gnomo: Drops Safran

13 de noviembre de 2016

La camiseta de elefantes bronceados

Aquí estoy de nuevo, enseñándoles otra costura que les debía. Ésta la terminé en junio, pero con el calor, a ver quién era la guapa que la lucía con relleno. Aprovechando que el día amaneció bastante fresquete... ¡¡¡por fin la he estrenado!!!

Pose, antes de lucirla en el Carrefour :P.
En sus orígenes, el patrón era el de una sudadera, con diferentes opciones: con cuello alto o capucha, y con bolsillos tipo monje con solapa o abiertos.

La cuestión es que yo en mi mente ya le había adjudicado una tela, y no era de sudadera. ¡Glups! Pues vale. En camiseta seguro que quedaba estupenda, también.  Una vez más, sólo disponía de medio metro de tela (definitivamente, me va la marcha), pero gracias a Angie, di con una tela lisa color teja, que le iba estupendamente. "Me encanta que los planes salgan bien" (imagínenme con el puro, mientras lo digo XD).

¡Miren el cuello, qué mono queda!
Su confección me resultó sencilla, y las explicaciones muy claras. La mayor dificultad con la que creo que se pueden encontrar es a la hora de coser el cuello. Pero siguiendo el paso a paso, se cose perfectamente ;).  Tengo pendiente hacer la versión con tela de sudadera, y entonces sí que le pondré los bolsillos. ¡Bieeeeeeen! Me quedé rascada de no coserlos, pero sinceramente, no los veía en la camiseta.

Elegí la talla 36, aunque por mis medidas debería haber usado una 34 (en este caso, hubiera tenido que escalar el patrón), porque de brazos, midiendo, parecía que con la 34 iban a estar oprimidos. Sabia decisión...

Esto es lo que pasa cuando no mides el cuello...
Medí el largo del cuerpo, y lo acorté. ¡Bien! El de los brazos, y lo acorté. ¡Bien! Y el largo del cuello... no lo medí. ¡¡¡Muy mal, Dácil!!! Total, que me ha quedado largo, lo cuál es bueno, porque eso quiere decir que estoy bien proporcionada, jajaja.

Solución al exceso de cuello, para llevarlo abrochado :P.
Y ahora les pregunto... ¿notan algo raro en esos elefantes? ¿Tal vez no se ven tan blancos como antaño? ¡Ayyyyy, qué disgusto me llevé! Un pijama destiñó, y me dejó los elefantes con tonalidad bronceada. Lo tomaré como una señal, para que repita patrón XD.

Con esta entrada me voy a La Pantigana Shop: Noviembre, a cotillear un pizco. Y hago doblete, enlazándola a Patrón-pedia.

Patrón: Sudadera ELE, de Diario de Naii.
Tela de punto de elefantes: De modes4u.
Tela de punto color teja: De La Pantigana Shop.

2 de noviembre de 2016

Enseñando mi falda bigotuda

Tengo una máquina del tiempo, y pienso llevarles hasta el mes de agosto, así que... ¡¡¡agárrense muy fuerteeeeeee!!! (Lo sé, lo sé. He tardado "un pelín" en enseñar esta costura, jijiji).

Cuando tienes una tela bigotuda, a la que tienes muchísimo cariño, medio metro para trapichear con ella, y tropecientas revistas, libros, sin olvidarnos de Pinterest... para decidir qué hacer con ella (si es que, cuánto más tienes dónde elegir, peor es), las opciones son infinitas.

Finalmente, la ganadora fue... ¡mi falda bigotuda!

Soportando el calor en mis ñoños. El precio a pagar por mostrar la falda :P.
Los bigotes me decían, con voz ronca y retumbante: "¡Falda, falda, faldaaaaaaaa!". Así que, falda fue. 

Quería aprovechar la tela al máximo, cortando lo mínimo, dejando que Mr. Bigotes fuera la estrella. Curioseando por mi tablero de Pinterest, di con dos faldas que me parecieron facilitas, y perfectas para lo que quería (ésta y ésta).

Los terminales del cordón, dudosamente visibles...
Y no hice ninguna de las dos, jajaja. Al final saqué patrón de una falda que ya tenía, con ciertas modificaciones: añadí cinturilla con tela de puño, y le hice ojales (con entretela en el revés de la tela de puño, para evitar que se rebelaran al coserlos). Un cordón para poder ajustarla (aún más), con terminales para que no se vean los nudos de sus extremos, y... ¡falda terminada!


Si quieren inmortalizar esa prenda a la que le tienen taaaaaanto cariño, y que la pobre ya está para el arrastre, en este vídeo Marian, de "Nairamkitty", explica estupendamente cómo clonarla.

"J" me hizo tropecientas fotos, y según él, en las que salía mejor era en las que caminaba. Pues nada... Vamos a caminar.

"Voy, caminando por la vida, sin pausa, pero sin prisas..."
Estoy comodísima con ella. ¿Entrará en mi categoría de "falda trotera"? No sé yo, no sé yo...

¡Salta, salta, sin paraaaaaar!
Mmm... Definitivamente, trotera. ¡¡¡A prueba de brincos!!! XD

Tela bigotuda: De modes4u.
Tela de puño: De La Pantigana Shop.

27 de octubre de 2016

Culottes con Costurera de Retales

¿Han vivido ustedes, en algún momento de su vida costuril, un serio caso de culoquierismo? ¡Uuuuuh! A mí me pasa constantemente. Y en una de ésas, que veo los culottes de Mary, y tacháaaaaan, otra vez víctima de esta incurable enfermedad. 

Tenía el libro, tenía las ganas... y mejor aún, a Eva, de Costurera de Retales, para coserlos acompañada. Segunda costura que compartimos, y como siempre...¡¡¡genial!!! Pasen y vean su versión, que le ha quedado chulísimaaaaaaaaa.

Nuestro tiempo nos hemos pegado para terminarlos (chiquilla, creo que soy una mala influencia para ti, jajaja), pero como hasta hace poco hemos tenido un calor infernal en la isla, he podido estrenarlos perfectamente, y hasta he tenido tiempo de achicharrarme con ellos, haciéndome las fotos.

¡¡¡Tres veces los planché!!! Y total... para que se vean igual de arrugados :(.
Un patrón sencillo, con instrucciones muy claras... y que en mi condición de pera, no me termina de convencer.

Creo que si tienes poca cintura, en proporción a tus caderas, como el modelo lleva elástico, para que pase por tus caderas tendrá que ser lo suficientemente amplio, y por tanto quedará muy fruncido en la zona de la cintura. 

¡Son súper anchotes! ¡Y súper cóoooomodos!
El patrón viene sin márgenes de costuras, lo cuál, para mí, es fabuloso, porque dependiendo del tipo de tela, o de si voy a usar la remalladora o no, me gusta ir variándolos. Así los adapto a mis necesidades.



Según la tabla de medidas, me correspondía la talla 10, pero midiendo sobre el patrón, resultaba bastante amplia, así que finalmente cogí la 8. ¡Síiiiiii! ¡Mucho mejor así!

Me ha molado la forma en que se cose la cinturilla. Apenas se nota la abertura que se deja sin coser, por la que se introduce el elástico. En la foto la he abierto, para que se aprecie... pero en lo que sacaba la foto, se cerraba, la bandida. Está genial, porque si el elástico cede, resultará muy cómodo cambiarlo por otro.

Me hacía ilusión enseñar la etiqueta, que para una vez que me acuerdo de ponerla...
Ninguna modificación digna de mención (en mi caso, reduje el bajo 6 cm, pero eso ya es cuestión de mi estatura, no del patrón, ejem). He tenido una buena experiencia, pues con los patrones de revistas tipo Ottobre, Burda... me veo obligada a escalar, al quedarme su talla más pequeña, inmensamente grande.

Tengo tendencia a eliminar los volantes de los patrones, pero éste lo quería sí o sí ;).
Mensaje a mi yo del futuro: 
"Patrones con elástico en la cintura... ¡huyeeeee! Bueno, tal vez esto sea exagerado... Míralos con recelo, que son traicioneros.
Patrones japoneses... buen rollito. Sigue jugando cosiendo.
Patrones de sobre... estás a punto de descubrir si te hacen tilín."

Tela de algodón: de tienda física.
Patrón: "F Culottes with Gathered Frill" del libro "Happy Homemade Sew Chic". 

Y con esto me voy a RUMS, a cotillear un pizco por allí.
Y a Patrón-pedia, para que se beneficien de mis desvaríos varios XD.